Semillas: pequeñas y poderosas

Que su tamaño no te engañe, las semillas en una cantidad moderada pueden ofrecernos grandes beneficios para la salud por su aporte de vitaminas, minerales y ácidos grasos.

Las variedades de semillas son muchas, pero en un panorama general éstas destacan por su contenido de fibra que contribuye a la salud intestinal y a la prevención de enfermedades crónicas, su aporte en ácidos grasos promueve un corazón sano al mantener en sus niveles adecuados el colesterol y la presión arterial, y entre otras cosas, ayudan a mantener una piel y cabello sanos.

Aquí te menciono algunos ejemplos y sus principales aportes.

  • Semillas de chía: son ricas en vitaminas, minerales, fibra, proteínas y antioxidantes, además de ser la fuente vegetal más rica de ácidos grasos Omega 3. Como fun fact, es nativa de México y Guatemala y fue cultivada desde tiempos precolombianos por aztecas y mayas quienes la incluían como parte de su dieta diaria, pero no fue hasta hace poco que fue catalogado como un superfood.

 

  • Semillas de calabaza: podríamos llamarlas las semillas de la felicidad, pues contienen una gran cantidad de L-triptófano, el cual es el aminoácido precursor de la serotonina, la hormona que nos causa justamente la sensación de felicidad. Son además una excelente fuente de vitamina B y un gran complemento para luchar contra los parásitos.

 

  • Semillas de girasol: son muy conocidas por su alto contenido en vitamina E, lo cual las convierte en una buena fuente de antioxidantes. Son también un perfecto aliado para los deportistas por su alto contenido de potasio y magnesio, ayudando a reducir el cansancio.

 

  • Semillas de hemp: es una variedad de la planta “Cannabs sativa”, la misma especie de la marihuana, por lo que en un principio su uso causo mucha controversia, sin embargo la cantidad que contiene del componente THC que es el que altera el funcionamiento neuronal es mínima. Se trata de uno de los cultivos más antiguos del mundo con un contenido nutricional excepcional ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, es rica en proteínas, fibras y grasas esenciales. Además, ayudan a equilibrar las hormonas y a la construcción muscular.

 

  • Semillas de lino: mejor conocidas con el nombre linaza destacan por su alto contenido en fibra y ácidos grasos omega 3. Funcionan como un eficaz antiinflamatorio y ayudan a reducir el colesterol siendo perfectas aliadas para nuestro corazón.

 

A pesar de los múltiples beneficios que las semillas nos pueden ofrecer, debemos tomar en cuenta que son muy calóricas debido a su alto contenido en general de grasas saludables, por lo que la porción recomendada no debe superar los 30 gramos. Por su parte puedes incluirlas fácilmente en tu dieta diaria para disfrutar de sus beneficios, agregándolas como complemento a tus licuados, ensaladas, smoothies, o incluso puedes comerlas como un snack.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s