PH en balance

Uno de los factores principales que debemos cuidar para mantener la salud de nuestra piel, es tener un PH en balance, el papel más importante que juega es el de ser una barrera protectora entre nuestro cuerpo y el mundo exterior.

El PH en un valor óptimo en nuestra piel oscila entre 4,7 y 5,75. Para que te des una idea, el PH del agua pura es de 7 y es considerado como neutro, un valor inferior es considerado ácido y uno superior alcalino, por lo que nuestra piel es considerado ácido. Gracias a esta acidez, la piel puede inhibir el crecimiento de bacterias, mantener su nivel de hidratación y protegernos de enfermedades o infecciones en nuestra piel.

abdi-lopez-701911-unsplash

Dada la importancia de mantener un PH en equilibrio, aquí tienes algunas recomendaciones para hacerlo:

 1.- No lavar demasiado: 

Intenta evitar abusar del lavar la cara demasiado, pues esto te podrá provocar resequedad e irritación. Una recomendación es lavar la cara no más de dos veces al día, por la mañana al despertarnos y por la noche antes de irnos a dormir. Además, es importante que te fijes en que los limpiadores que utilizas sean adecuados para tu tipo de piel (seca, normal o mixta) y recuerda siempre evitar que éstos contengan sulfatos de sodio (SLS).

2.- Evitar abusar de las exfoliaciones:

La exfoliaciones son muy buenas siempre y cuando no de realicen más de dos veces por semana, ya que ayudan a remover las células muertas de la piel. Sin embargo, debemos ser muy cuidadosas con el tipo de productos que utilizamos, porque tanto las mascarillas comerciales como las caseras pueden resultar fácilmente agresivas para la piel, pues al ser un método abrasivo de limpieza remueven también los lípidos naturales, dejando a la piel sin protección.

3.- No te olvides del protector solar:

Nos lo han dicho hasta el cansancio, pero cuando nos exponemos al sol la radiación provoca que el manto ácido eleve sus niveles y pierda alcalinidad. Si eres como yo, y no te gusta la sensación grasosa de los bloqueadores en crema, opta por alguno cuya presentación sea en gel.

4.- Dile HOLA a los tónicos:

Comúnmente descartamos los tónicos en nuestras rutinas de skincare, porque desconocemos sus cualidades, pero de forma generalizada lo que hacen es limpiar los poros a profundidad quitando los restos de maquillaje o del mismo jabón limpiador, tienen funciones calmantes y desinflamantes, pero lo más importante es que ayudan a neutralizan el PH de la piel, por lo que deben ser un must de nuestra rutina diaria.

5.- Mantente hidratada: 

Escuchamos constantemente que tomar 2 litros e agua al día es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, y adivina que, también influye directamente sobre el PH de nuestra piel. La piel mantiene en equilibrio sus niveles de acidez cuando está correctamente hidratada.

6.- ¡Relájate!:

Destina unos minutos de tu día para relajarte, respirar o incluso meditar; no importa si es en la mañana, en la noche o en cualquier momento que tengas libre, el objetivo es crear un hábito diario. El estrés produce vasconstrucción de los capilares, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos lo que induce a un desequilibrio del PH por el bajo riego sanguíneo de la piel.

Recuerda que podemos potencializar el PH óptimo de la piel con un cuidado y estilo de vida adecuados a partir de nuestros hábitos diarios de cuidado de la piel y el uso de productos que respeten su PH natural y mantengan siempre esa barrera protectora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s