Hablemos de exfoliación

¿Qué son los exfoliantes?

Los exfoliantes son productos cosméticos que sirven para limpiar y liberar las impurezas tanto del rostro como del cuerpo a profundidad. Al respecto, es importante conocer que cada día se forman nuevas células en la capa más profunda de la piel, estas  van subiendo hasta alcanzar la superficie en un proceso que tiene una duración aproximada 28 a 30 días. Lo anterior impide por un lado que la epidermis (la capa más superior de la piel) se desgaste, pero cuando no se lleva una rutina de cuidado adecuada, da lugar también a la acumulación de residuos que pueden ocasionar problemas a la piel como: la obstrucción de poros y apariencia opaca.

Es por lo anterior, que la piel necesita de un aseo profundo para estimular la circulación sanguínea y para ayudar a su renovación, lo cuál se consigue a través de la exfoliación.

Beneficios de la exfoliación

Los beneficios de una exfoliación pueden variar dependiendo del tipo o de los mismos componentes de los productos empleados. Aquí te menciono los beneficios generales:

  • Una piel más suave y luminosa.
  • Mayor efectividad y penetración del uso de productos cosméticos.
  • Evita la obstrucción de los poros que resulta en la aparición de puntos negros o espinillas.
  • Promueve y acelera la renovación celular de la epidermis.
  • Unifica el tono de la piel al eliminar las células muertas.
  • Aumenta la producción de colágeno y elastina, proteínas fundamentales en la estructuración de los tejidos de la piel.
  • Mejora la apariencia de arrugas superficiales, líneas de expresión y manchas.

 

alex-perez-553291-unsplash

Exfoliación física vs. exfoliación química

A pesar de que existen varios tipos de exfoliación, aquí te hablaré de los más utilizados en la actualidad para que puedas identificar sus diferencias y los beneficios que aporta cada uno.

  • Exfoliación por acción física o mecánica: este proceso implica tallar físicamente la piel con un abrasivo. Los métodos más comunes son:

a) Usando exfoliantes de gránulos o partículas abrasivas como por ejemplo “scrubs”.

b) El uso de cepillos faciales: la realización de la limpieza con el uso de cepillo facial recientemente se ha popularizado y puede realizarse un cepillado en seco o con la ayuda de un exfoliante. Uno de los beneficios de este método, es que además de hacer exfoliación, el cepillo llega a retirar el maquillaje mejor que la limpieza manual; es decir, un doble beneficio: exfoliación y limpieza.

* Es importante tomar en cuenta que cuando se realiza con un exfoliante intervienen en el resultado factores como los tipos de ingredientes involucrados, el tipo de textura y de gránulo.

  • Exfoliación química: este tipo de exfoliante suele ser un poco agresivo, pues se realiza a través de productos químicos que en su mayoría son asociados con ácidos; vale la pena aclarar que los ácidos no son los únicos productos con propiedades exfoliantes. Están indicadas para pieles más envejecidas  y escamosas, que necesita de un tratamiento más intenso para eliminar las células muertas. Lo malo de este tratamiento es que produce hipersensibilidad solar por lo que se recomienda la supervisión de un especialista que guíe en la aplicación de este tipo de exfoliante.

Debido a que el listado de productos químicos exfoliantes es amplio, en este post me referiré únicamente a los más comunes:

– AHA’S (alpha hidroxy ácidos): ácido glicólico, ácido salicílico, láctico y mandélico      – BHA’S (ácido salicílico).

* Es importante destacar que cada uno de estos ácidos tiene propiedades específicas, y que benefician a la piel de distintas maneras, por lo prometo que te hablaré más acerca de ellos en otra ocasión. 

Cada cuánto debo exfoliar mi piel

Lo ideal, es no realizar exfoliaciones diariamente debido a que la piel puede quedar muy sensible ya que se trata de un tratamiento a profundidad, por lo que abusar de la exfoliación puede generar un efecto contrario al que se busca. 

Si utilizas un exfoliante de acción fuerte lo recomendable es hacerlo no más de una vez por semana, mientras que, si es uno ligero puedes llegar a utilizarlo hasta dos. 

Tip: cuando quieras broncearte es recomendable exfoliar antes la piel de todo el cuerpo. Así, tu bronceado tendrá mayor uniformidad y agarrarás un mejor pigmento. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s