Delirios de belleza

Vivimos en una época en la que la juventud lo es todo y la belleza es casi siempre lo más importante, nuestras redes sociales no nos dejarán mentir, estas ideas necesariamente generan cierta presión social. 

Es impresionante la forma en que se relaciona la era digital con la preocupación que se tiene cada vez más con la aspiración de cumplir con un ideal de belleza femenina. Las exigencias y modalidades han cambiado claramente, así como la oferta de “soluciones” se ha diversificado, entre las que se ofertan gimnasios, spas, planes de alimentación, cosméticos, procesos quirúrgicos, así como una serie de tratamientos que se apegan a un canon de belleza establecido que dictamina lo aceptable y lo indeseable.

toni-hukkanen-87089-unsplash

Aunque la belleza humana en particular podría ser considerada un fenómeno inconsecuente , no podemos negar que es causa de una preocupación constante para gran parte de la gente y, en una cultura virtual y visual, estos ideales se homogeneizan y son en su mayoría inalcanzables. La necesidad de alcanzar un cierto ideal de apariencia se convierte para muchos en una ansiedad incontrolable, pues en un mundo de opciones de apariencias reducidas, para muchos es necesaria la resignación o bien el uso de maquillaje, procedimientos quirúrgicos y cualquier recurso capaz de enfatizar ciertas características y ocultar otras.

La obsesión de la belleza es el sustento de numerosas industrias y es común responsabilizar al comercio y al negocio de la belleza en general de este estado de frustración y angustia permanente que viven todos aquellos que ponen a la apariencia como el motor regidor de sus vidas.  Sin embargo, las empresas no hacen nada mas que explotar las inseguridades y fantasías en su beneficio. No se trata únicamente de que seamos víctimas de los mensajes publicitarios, el fenómeno es mucho más complejo: en una cultura del consumo masivo de apariencias a través de la exposición constante a imágenes y de estímulos estéticos la belleza deja de ser una característica para transformarse en una virtud. 

Es una religión sin dioses que rinde culto al ideal de la belleza que ofrece la promesa de que si bien el cuerpo no es perfecto, pero puede modificarse como un lienzo que se va trabajando hasta convertirse en una obra de arte. Es entendida también como un marco de referencia, un sistema de evaluación que determina lo que es y no es aceptable. De esta forma los ideales de belleza se convierten en ambiciones  de salud, bienestar y la aparente felicidad que se reflejada en el logro de dichos ideales. 

Es también un sistema de presión, pues todos aquellos que no siguen estas pautas son vistos como los que se “abandonan”, pues están rompiendo un compromiso moral con ellos mismos. El resultado de no cumplir con los rituales de belleza nos aleja de los ideales de salud y amor propio impuestos y aceptados masivamente. 

Por su parte, en la mayoría de los casos estos ideales implican mas sacrificios y sometimientos que cambian poco la apariencia corporal como las dietas estrictas que causan rebote, o en caso de una intervención quirúrgica, los cambios pueden llegar a ser más aparentes, pero ¿a qué riesgo y a qué costo?.

Ante todo esto dos cosas son evidentes, la primera es que los estándares de belleza deberían de venir de uno mismo, de lo que se siente bien y nos hace felices, no de lo que nos vende una supuesta felicidad con altos riesgos, elevados costos y sin ninguna garantía; cada uno es responsable de su propia felicidad, no lo que dicen las imágenes de nuestro feed de Instagram y la publicidad de Facebook. 

La segunda es que debemos saber enfrentarnos al proceso de envejecimiento, pues es una de las principales angustias cuando se habla de belleza. Aprendamos a disfrutar de la vida llevando con orgullo todas las experiencias que llevamos escritas en la cara. 

 

“La verdadera belleza comienza cuando decides ser tu misma”

-COCO CHANEL-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s